Ciencia y tecnología

Una dieta famosa puede reducir drásticamente su tiempo de vida

En 1989, una dieta conocida como la «Dieta Atkins» surgió, dando a la gente una fórmula mágica para mantenerse saludable y perder peso. La dieta consistía en reducir los carbohidratos y comer más carne a cambio. Sin embargo, nuestro cuerpo definitivamente necesita carbohidratos para funcionar correctamente.

Un estudio reciente publicado en The Lancet: Public Heatlh, que entrevistó a más de 15,000 personas en los Estados Unidos, reitera esta afirmación. Las dietas que restringen la ingesta de carbohidratos, también conocidas como carbohidratos bajos, pueden reducir la esperanza de vida hasta en 4 años.

En el estudio publicado en la revista científica, los investigadores encontraron que cantidades relativamente altas o bajas de carbohidratos pueden llevar a la muerte prematura. La ingesta ideal de este tipo de alimentos debe ser moderada. Los fideos, las patatas y el pan siguen siendo buenos alimentos para comer.

El estudio

Reducir los carbohidratos para perder unos cuantos kilos puede ser eficiente a corto plazo, pero no es sostenible a largo plazo. Ya que los carbohidratos son la principal fuente de energía para nuestro cuerpo. Nuestros cerebros y células de todo el cuerpo necesitan este combustible para funcionar.

Cerca de 15,428 personas, de 45 a 64 años de edad, de cuatro puntos diferentes en los Estados Unidos, participaron en el estudio. Estas personas también fueron voluntarias en un estudio sobre el riesgo de aterosclerosis en las comunidades y tienen una ingesta calórica normal.

El estudio analizó datos sobre la ingesta de carbohidratos de estas personas. Los informes relacionan la ingesta de carbohidratos con el riesgo de mortalidad. Se encontró entonces que una dieta compuesta de 50-55% de carbohidratos estaba asociada con un riesgo mínimo de mortalidad.

Por otro lado, aquellos con dietas por encima del 70% o menos del 40% de carbohidratos tenían niveles de riesgo drásticamente mayores. Para hacerse una idea en número, una persona de 50 años con una dieta moderada puede vivir unos 33 años más.

Aquellos con un alto contenido de carbohidratos vivirían unos 32 años más. Por otro lado, los que siguen una dieta baja en carbohidratos vivirían 29 años más. Los científicos también pudieron hacer otro análisis sobre la sustitución por aquellos que tenían un bajo consumo de carbohidratos.

Aquellos que los reemplazaron con proteínas y grasas derivadas de animales como los huevos, la carne y la mantequilla vieron incrementadas sus tasas de mortalidad. Pero cuando se reemplazó por grasas y proteínas derivadas de plantas, frutas y verduras, el efecto fue el contrario. Estos alimentos incluyen nueces, pan integral, lentejas y aguacates.

También es muy importante evitar los azúcares. Los alimentos con carbohidratos «blancos» como el pan y el arroz pueden ser sustituidos por sus versiones integrales. Las batatas, la avena y la quinua también son buenas opciones para un consumo saludable de carbohidratos que satisfagan eficazmente las necesidades de su cuerpo.

Entonces, chicos, ¿qué les pareció la historia? Deja tu opinión en los comentarios y no olvides compartirla con tus amigos.

Add Comment

Click here to post a comment