Ciencia y tecnología

Un estudio dice que la lucha entre hermanos es buena para la salud

Creo que todos los que tienen hermanos deben haber peleado con ellos al menos una vez en sus vidas. O dos, tres. La Universidad de Cambridge hizo un estudio en el que descubrieron que las peleas entre hermanos pueden ser buenas para nuestra salud y acabar ayudándonos a convertirnos en buenas personas.

La rivalidad a largo plazo entre hermanos puede ayudarnos a desarrollar nuestras mentes, emociones, madurez y mejorar nuestras habilidades sociales. Por lo tanto, concluyeron que las peleas entre hermanos en la niñez son positivas para nuestro desarrollo.

¿Cómo sucedió todo esto?

El estudio incluyó el seguimiento de 140 niños durante unos 5 años. Algunos de ellos tenían sólo 2 años cuando se inició la investigación. Se hicieron muchas pruebas. Los científicos observaron la relación e interacción de estos niños con sus padres, hermanos, amigos y desconocidos.

También se realizaron entrevistas, cuestionarios y evaluaciones del idioma durante el experimento. Según la Dra. Claire Hughes, en una entrevista con The Guardian, «Cuanto más combativos sean los hermanos y más discutan, y cuanto más grandes sean los más jóvenes, más complejas serán las lecciones sobre la comunicación y las sutilezas del lenguaje. Cuanto más se enojan entre sí, más aprenden a regular sus emociones y cómo pueden afectar las emociones del otro», señaló Hughes.

Sin embargo, los investigadores hablan de peleas y discusiones superficiales, no de niños que tienden a tener un comportamiento violento. «Tener un hermano o una hermana nos lleva a entrar en una fuerte competencia por la atención y el amor de nuestros padres. De hecho, se ha hecho evidente que la comprensión social de los niños puede acelerarse mediante la interacción entre hermanos en muchos casos», añadió Hughes.

Entonces, chicos, ¿qué les pareció la historia? Deja tu opinión en los comentarios y no olvides compartirla con tus amigos.

Add Comment

Click here to post a comment