Ciencia y tecnología

Los científicos intentan crear un campo magnético y terminan volando el laboratorio

Los científicos de la Universidad de Tokio han logrado recientemente dos proezas increíbles. Una fue establecer un nuevo récord cuando crearon el campo magnético interno controlable más fuerte de todos los tiempos. La otra fue volar el laboratorio en el proceso de la primera. Los resultados del experimento se publicaron en la revista Review of Scientific Instruments .

Todo sucedió muy rápido, sin embargo, las cámaras en el lugar fueron capaces de capturar las imágenes de lo que sucedió. El generador fue construido en un laboratorio preparado para probar un método conocido como compresión de flujo electromagnético. Las imágenes del momento de la explosión se pueden ver justo debajo.

El campo magnético

Los científicos esperaban que el campo magnético producido por el generador alcanzara su punto máximo en unos 700 teslas, una unidad estándar para medir la intensidad del campo magnético. Sin embargo, recibieron unos 1.200 teslas de fuerza. Y eso es aproximadamente 400 veces mayor que los campos generados por los imanes en las máquinas de resonancia magnética. Y cerca de 50 millones de veces más grande que el campo magnético de la Tierra.

En 2001, los científicos rusos lograron crear un campo magnético utilizando explosivos que alcanzaron a unos 2.800 Tesla. Sin embargo, el campo era tan fuerte que no podían controlarlo y todo se elevó en el aire. Los físicos japoneses han afirmado que a través del campo magnético controlable, podemos entender mejor cómo alcanzar el «límite cuántico» para una fusión nuclear. Y así podríamos, por ejemplo, producir energía eléctrica a partir del calor.

«Con campos magnéticos por encima de 1.000 Teslas, se abren algunas posibilidades interesantes. Se puede observar el movimiento de los electrones fuera de los ambientes materiales en los que normalmente se encuentran. Así que podemos estudiarlos de una manera completamente nueva y explorar nuevos tipos de dispositivos electrónicos. Esta investigación también puede ser útil para aquellos que trabajan en la generación de energía de fusión», dijo el físico Shojiro Takeyama.

Una forma de producir energía de fusión es confinar el plasma -un mar de partículas cargadas- en un gran anillo llamado tokamak, un reactor de fusión nuclear, para extraer energía de él. Esto requiere un fuerte campo magnético del orden de miles de teslas durante varios microsegundos. Esto es tentadoramente similar a lo que nuestro dispositivo puede producir», concluyó Takeyama.

Entonces, chicos, ¿qué les pareció la historia? Deja tu opinión en los comentarios y no olvides compartirla con tus amigos.

Add Comment

Click here to post a comment