Ciencia y tecnología

Este es el sorprendente origen de toda la arena de nuestro planeta….

Dentro de las dos supernovas restantes de nuestra galaxia, la Vía Láctea, los científicos pudieron encontrar polvo de sílice. Un componente que se encuentra en el núcleo de la Tierra, en las playas, en el vidrio y en la composición de los smartphones. Tal descubrimiento puede mostrar que tal vez la sílice puede haberse originado por explosiones estelares.

«Este es un resultado valioso, en el sentido de que algo tan común en la Tierra se encontró en las explosiones más violentas del universo. Es una historia de origen», dijo Haley Gómez, astrónoma de la Universidad de Cardiff en Gales, y una de las autoras del estudio que fue publicado en la revista científica Monthly Notices of the Royal Astronomical Society .

El origen del polvo cósmico

Los investigadores han intentado durante mucho tiempo comprender cómo se crea el polvo cósmico y hay una vieja frase que dice que «somos polvo de las estrellas» y, aparentemente, tal afirmación no es sólo un lenguaje poético. Nuevas evidencias pueden ahora añadir nuevos capítulos a lo que conocemos sobre la historia del universo.

Antes los científicos pensaban que el polvo cósmico se formaba cuando las estrellas, como nuestro Sol, llegaban a cierta edad y sus gases se transformaban en polvo, así como la nieve se forma en una atmósfera fría. Sin embargo, cuando detectaron polvo en galaxias que probablemente se habían formado después del Big Bang, se dieron cuenta de que probablemente habría otras fuentes.

De esta manera surgió la sospecha de que el polvo cósmico podría haber surgido de la explosión de las supernovas. Fomentando esta teoría, los astrónomos detectaron recientemente restos de supernovas que contenían tal polvo cerca de nuestra galaxia.

Los científicos han argumentado que si prueba la presencia de sílice dentro de estos remanentes, podría significar que los primeros planetas podrían ser similares a la Tierra, y es muy interesante saber que podemos hacer planetas como la Tierra tan pronto en la existencia del universo. No toma 13 mil millones de años», explicó Gómez.

Entonces, chicos, ¿qué les pareció la historia? Deja tu opinión en los comentarios y no olvides compartirla con tus amigos.

Add Comment

Click here to post a comment