Ciencia y tecnología

Entender por qué Júpiter no orbita el sol

Júpiter es el quinto planeta de nuestro Sistema Solar. Al menos lo fue. De hecho, lo que sucede es que el planeta es tan grande, pero tan grande que en realidad no orbita el Sol. Con una masa 2,5 mayor que la de todos los demás planetas del sistema solar juntos, el planeta es lo suficientemente grande como para que el centro de gravedad entre él y el Sol no esté dentro del Sol.

En su lugar, se encuentra en un punto en el espacio por encima de la superficie del Sol. Cuando un objeto más pequeño orbita uno más grande en el espacio, no se desplaza en un círculo perfecto alrededor del más grande. En este caso, ambos objetos orbitan un centro de gravedad combinado.

¿Cómo funciona todo?

La Tierra, por ejemplo, orbita el Sol, que es mucho más grande que él. Su centro de gravedad está tan cerca del centro del Sol que el impacto de este fenómeno es insignificante. Como el Sol es más grande, no parece moverse y la Tierra entonces «dibuja» un círculo alrededor de él.

Cuando la Estación Espacial Internacional (ISS) orbita la Tierra, tanto la Tierra como la ISS orbitan su centro de gravedad combinado. Sin embargo, debido a que este centro de gravedad está tan cerca del centro de la Tierra, el movimiento del planeta alrededor de tal punto es casi imposible de ser percibido. Así que la EEI «dibuja» un círculo casi perfecto alrededor de nuestro planeta.

Y eso también sucede cuando la mayoría de los planetas orbitan el sol. El Sol es mucho más grande que la Tierra, Venus, Mercurio e incluso Saturno, tanto es así que los centros de su masa con el Sol están todos dentro de la estrella misma. Esto no sucede en el caso de Júpiter.

El gigante gaseoso es tan grande que el centro de su masa con el Sol está a 1.07 rayos solares del medio del sol o el 7% de un rayo de sol sobre la superficie del Sol. Ambos, Sol y Júpiter, orbitan alrededor de este punto en el espacio. Como se puede ver en la imagen de arriba, producida por la NASA, y que ilustra exactamente cómo sucede todo.

En esencia, aunque Júpiter es todavía muy pequeño en relación con el Sol, así es como se mueve en el espacio. Así que la próxima vez que la órbita de los planetas surja en una conversación con tus amigos, puedes sorprenderlos diciendo que Júpiter no orbita el Sol.

Entonces, chicos, ¿qué les pareció la historia? Deja tu opinión en los comentarios y no olvides compartirla con tus amigos.

Add Comment

Click here to post a comment