Ciencia y tecnología

El descubrimiento revela que las arañas pueden usar la electricidad para volar por el aire

Que las arañas pueden volar, los científicos y los biólogos lo saben desde hace tiempo. Aunque no es un comportamiento bien conocido por la gran mayoría de la gente. Este comportamiento se llama ballooning, y generalmente ocurre cuando llueve o si hay una necesidad de migración.

Un nuevo estudio, sin embargo, reveló que los campos eléctricos pueden estar detrás de cómo estos animales realizan sus «vuelos». Los campos eléctricos no sólo dispararían los vuelos, sino que también proporcionarían apoyo a las arañas, incluso cuando el clima no es tan favorable.

«Cuando pensamos en organismos aerotransportados, las arañas no suelen venir a la mente. Sin embargo, estos artrópodos sin alas ya se han encontrado a cuatro kilómetros de altura en el cielo, dispersándose a lo largo de cientos de kilómetros», explicaron los autores del estudio, Erica Morley y Daniel Robert de la Universidad de Bristol en el Reino Unido.

Los vuelos

El vuelo en globo de las arañas ya había sido señalado por Charles Darwin mientras las observaba aterrizar en el mar del Estrecho de Beagle. Sin embargo, la teoría se descartó sin una observación más científica.

Según los investigadores, las arañas estarían viajando muchos kilómetros a través del gradiente del potencial eléctrico atmosférico (GPA), un circuito eléctrico entre la Tierra y la ionosfera – parte de la atmósfera de la Tierra que es ionizada por la radiación solar.

Las tormentas serían como una gran batería para el GPA, cargando y manteniendo los campos eléctricos en la atmósfera. Basado en un estudio de 2013, donde otros investigadores trataron de atestiguar que los campos eléctricos eran parte de la estrategia de vuelo de las arañas. Así es como Morley y Robert decidieron comprobar si las arañas respondían a ellos. También trataron de averiguar qué influencia tenían sus fluctuaciones.

El experimento se realizó añadiendo un campo eléctrico artificial, donde se aislaron las arañas de la especie Erigone, sin la influencia de la electricidad atmosférica o el movimiento del aire. El equipo pudo observar que las arañas se colocaron en posición para volar en globo cuando el campo fue activado.

Otro descubrimiento es que las fuerzas electrostáticas del campo, las mismas que hacen temblar nuestro cabello, fueron suficientes para que ocurriera el «fenómeno». Cuando el campo se apagó, las arañas resbalaron.

«Todavía no sabemos si los campos eléctricos son necesarios para permitir el vuelo en globo. Sabemos, sin embargo, que son suficientes», dijo Morley. Los pelos sensoriales de las arañas, llamados trichobotria, se mueven en respuesta a los campos eléctricos. Los científicos creen que es la forma en que detectan el GPA.

Las combinaciones entre el GPA y el viento podrían ser las razones más probables para el vuelo en globo de araña. Al menos eso es lo que han descubierto hasta ahora. Pero la naturaleza aún guarda muchos secretos para ser descubiertos por el hombre.

Entonces, chicos, ¿qué les pareció la historia? Deja tu opinión en los comentarios y no olvides compartirla con tus amigos.

Add Comment

Click here to post a comment