Ciencia y tecnología

Comprender cómo la desactivación de un gen puede hacer que uno coma y no aumente de peso.

Adelgazar puede ser un proceso muy doloroso y difícil para algunas personas. La obesidad y las disfunciones metabólicas hacen que todo el proceso de pérdida de peso sea mucho más complicado. Incluso si reajusta su dieta e inserta el ejercicio en su rutina diaria, perder peso puede no ser una tarea sencilla.

Se desarrollan muchas dietas locas para acelerar esta pérdida de peso. Además, también se han desarrollado medicamentos para tratar de facilitar esta lucha contra las balanzas. Pero ahora un estudio genético parece aportar la solución al problema del exceso de grasa, que puede ser perjudicial para la salud y la calidad de vida.

Alteración genética

Todo nuestro cuerpo está compuesto de células que realizan una actividad en nuestro cuerpo. Ellos son responsables de mantener todo funcionando correctamente. Los científicos han descubierto que adaptarse a un solo gen puede permitir a la gente comerlo sin engordar.

Parece una locura, pero no lo es. Resulta que el genRCAN1 inhibe la retroalimentación de todos los procesos metabólicos y también interfiere con la producción de calor corporal. En pruebas con ratones, el gen ha sido desactivado. Como resultado, se volvieron resistentes al aumento de peso, incluso cuando la dieta favorecía ese aumento. Además, la sobrecarga del metabolismo hizo que quemaran aún más calorías.

Proceso de alteración del gen

Tenemos en nuestro cuerpo dos tipos de grasa: blanca y marrón. La grasa del banco es responsable del almacenamiento de grasa de hecho, que se acumula en nuestro cuerpo. Esta es la grasa visible, que llamamos «neumáticos». La grasa marrón, por otro lado, se considera buena. Es responsable de la producción de calor en nuestro cuerpo y esto está directamente relacionado con la quema de calorías. Por consiguiente, también interfiere en el proceso de adelgazamiento.

ORCAN1 actúa en el proceso de transformación de la grasa blanca en grasa marrón, cooperando así con la pérdida de peso. También evita el aumento de peso. El medicamento, desarrollado por científicos de las universidades Flinders y Texas, aún está en fase de prueba en ratas, pero pronto debería ser probado en humanos.

La invención está destinada a facilitar la pérdida de peso para las personas que sufren de obesidad o disfunción metabólica. Esto será un gran avance en esta dirección. Sin embargo, es importante aclarar que incluso con la invención de un medicamento que altere un gen de nuestro ADN, será necesario seguir una dieta equilibrada para garantizar una vida sana.

Add Comment

Click here to post a comment