Ciencia y tecnología

Así es como se verá nuestro sol cuando muera.

Todos vamos a morir, y no hay duda de que nuestro sol también tiene días, o más bien años. Un nuevo estudio sugiere una predicción de cómo será el sol en 8 mil millones de años, tiempos estimados de vida para nuestra estrella.

En una predicción de hace cincuenta años, los astrónomos ya imaginaban el fin de nuestro sol. Según la teoría, la gran estrella agotará completamente su combustible de hidrógeno y se expandirá, convirtiéndose en un Gigante Rojo, derramando sus capas externas hasta convertirse en una enana blanca. Después de unos pocos miles de millones de años de enfriamiento, su interior se cristalizará y solidificará.

Hasta hace poco, no había mucha evidencia que apoyara esta teoría. Pero gracias al Observatorio Gaia de la ESA, ahora es posible observar cientos de miles de estrellas enanas blancas con bastante precisión, analizando su distancia, brillo y color. Esta novedad ha permitido a los astrónomos estudiar el futuro del sol cuando ya no es esa estrella gigante amarilla y caliente que conocemos.

El estudio

Los recientes descubrimientos fueron publicados en la revista Nature , con el título «Cristalización del núcleo y acumulación en la secuencia de enfriamiento de las enanas blancas en evolución». El estudio fue realizado por Pier-Emmanuel Tremblay, profesor asistente de la Universidad de Warwick, y cuenta con la ayuda de varios otros investigadores del grupo de Astronomía y Astrofísica de Warwick, la Universidad de Montreal y la Universidad de Carolina del Norte.

Después de décadas de observaciones combinadas con modelos teóricos de evolución estelar, los astrónomos fueron capaces de llegar a una conclusión sobre lo que le sucede a una estrella basada en su clasificación. Las estrellas más grandes, como los súper gigantes azules, por ejemplo, terminan convirtiéndose en supernovas y en estrellas de neutrones o incluso en agujeros negros. Como estrellas más pequeñas como el sol, lanzan sus capas externas y se convierten en nebulosas planetarias y terminan su ciclo de vida como una enana blanca.

La enana blanca

Y estas estrellas siguen emitiendo radiación durante miles de millones de años, hasta que la presión extrema ejercida sobre sus núcleos se cristaliza y se vuelve completamente sólida. Se espera que este proceso ocurra hasta en un 97% de todas las estrellas de la Vía Láctea, y el resto de ellas se convertirán en estrellas de neutrones o agujeros negros.

Siendo la más antigua de las estrellas del universo, las enanas blancas son muy útiles para los astrónomos. Debido a que tienen un ciclo de vida predecible, se utilizan como «relojes cósmicos» que estiman la edad de grupos cercanos de estrellas con cierto grado de precisión. Sin embargo, identificar lo que les sucede a estas estrellas al final de su ciclo de vida sigue instigando a los científicos.

Add Comment

Click here to post a comment