Ciencia y tecnología

Aprenda sobre el «punto de vista del marido», la práctica controvertida que los médicos realizan en las mujeres en el posparto.

Unknown Facts decidió traer un número muy serio a nuestros lectores de hoy, ¿alguna vez has oído hablar de un «punto de vista del marido»? Imagínate a una madre que acaba de dar a luz por parto normal y oye al médico decir algo como: «Voy a darle a su marido otro punto de sutura para que se ponga más tenso». El punto de entrega después del parto es normal, pero no este «punto de marido».

La ginecóloga y obstetra Flávia Maciel Aguiar, coordinadora del grupo Geração Mãe, de Ribeirão Preto, explica que «el punto del marido es un punto que se hace al final de la sutura de una episiotomía, en la que la entrada de la vagina está’apretada’, con la intención de hacerla más estrecha, aumentando teóricamente la satisfacción sexual del marido».

Bueno, le explicaremos por qué esta práctica es tan controvertida.

El polémico `punto del marido’

Durante un parto normal, hay un procedimiento muy común en los hospitales llamado episiotomía. Este procedimiento consiste en un corte en el perineo, que según muchos médicos facilita la salida del bebé, pero esto nunca se ha comprobado.

Entonces tienes que cerrar la episiotomía, ¿verdad? Y es entonces cuando llega el momento del «punto de vista del marido». En muchos casos, además de cerrar el corte, los equipos médicos dan un punto extra, pero sin necesidad. El nombre «punto del marido» se refiere al hecho de que muchos médicos se sienten con derecho a hacer un punto extra en el perineo de la mujer para que la entrada al canal vaginal sea más estrecha. ¿El objetivo? Para hacer que el hombre sienta más placer en el momento de la relación sexual.

Lo que pocas personas saben es que esto es ilegal y constituye un tipo grave de violencia obstétrica. Este procedimiento puede comprometer la autonomía de la mujer sobre su propio cuerpo. Esta práctica hace que el bienestar de una mujer en riesgo (ya que la práctica resulta en dolor en el postoperatorio y dolor durante la relación sexual) todo en nombre de la satisfacción masculina. Lo más absurdo es que en muchos casos esta práctica se realiza sin la autorización de la mujer.

Muchas mujeres ya han reportado haber perdido su placer sexual para siempre; otras están en una posición favorable para practicarlo. Pero, ¿qué hay de ti? ¿Cuál es tu opinión sobre el tema? No olvides comentar aquí abajo.

Add Comment

Click here to post a comment