Ciencia y tecnología

7 razones para creer que tenemos antepasados acuáticos

¿Alguna vez te has preguntado por qué los humanos modernos se ven tan drásticamente diferentes de los monos, cuando las especies de monos no se ven tan diferentes entre sí? ¿Has pensado alguna vez que podríamos haber evolucionado a partir de seres acuáticos? Existen estudios de hace 50 años que confirman que nuestros antepasados dejaron de vivir en los árboles para cazar en la sabana. Sin embargo, desde entonces, la evidencia fósil ha desafiado lo que creíamos hasta entonces. En el Gran Valle del Rift, donde prosperaron los primeros homínidos, los paleontólogos descubrieron que la microfauna, el polen y la vegetación que acompañaban ese período no eran especies de sabana. La imagen de los primeros cazadores en busca de carnes rojas en las sabanas, sin duda, pintó hermosas ilustraciones.

Pero la verdad es que nos convertimos en bípedos antes de que existiera la sabana. Las versiones anteriores tampoco explicaban el desarrollo de nuestros grandes y complejos cerebros. Aunque comenzó como una teoría lunática del margen, la idea de que los seres humanos evolucionaron a partir del agua tenía una existencia más acuática adquirió una fuerza considerable en la ciencia. Incluso Sir David Attenborough, historiador, dijo: «Todavía no es la hipótesis que la mayoría de los estudiantes desean que se les enseñe, pero quizás ha llegado el momento.

Pensando en ello durante un tiempo, decidimos sacarlo a colación. La sala de redacción de los Hechos Desconocidos buscó y enumeró para usted, querido lector, algunas razones para creer que tenemos antepasados acuáticos. Si has leído sobre ello y sabes algo que no hemos enumerado, envíanos tus comentarios a continuación. Aprovecha la oportunidad de compartir con tus amigos ahora mismo y, sin más preámbulos, compruébalo con nosotros a continuación y sorpréndete.

1 – Cerebro mayor

La anatomía del cerebro humano es diferente a la de un mono, especialmente la corteza cerebral. La nuestra es mucho más grande. La ampliación del cerebro humano puede compararse con la de las focas y los delfines. Las dietas marinas parecen ser los únicos alimentos capaces de alimentar el desarrollo cerebral porque son ricos en grasas poliinsaturadas específicas de esta parte, como el ácido docosahexaenoico, que es una grasa omega-3. Los alimentos de la sabana no proporcionan los nutrientes necesarios para que este cambio ocurra. Según los estudios, ningún primate puede desarrollar el cerebro tanto como lo hace con los alimentos terrestres.

2 – Curiosidades de nacimiento

Cuando los bebés humanos se sumergen en el agua, saben naturalmente cómo contener la respiración y abrir los ojos. Este reflejo se denomina respuesta bradicárdica. Cuando se sumergen en agua fría, sus corazones disminuirán instintivamente a medida que el flujo de sangre se mueve a través de los músculos periféricos para conservar el oxígeno. Este reflejo es capaz de proteger el oxígeno en el cerebro y el corazón. Los científicos afirman que, viviendo en la sabana, es difícil aprender a contener la respiración de forma natural cuando se está en el agua.

3 – Sudor y lágrimas

Vivir cerca del agua salada requiere la liberación ocasional de sal de nuestro cuerpo. Aunque el sudor es una capacidad de recarga efectiva por sí solo, no es necesario cuando se está cerca de un vaso de agua y se puede beber. El llanto es útil para liberar el exceso de sal del cuerpo. Los humanos no sólo sudan más que cualquier mamífero, sino que también lloran a menudo. Los humanos eliminan más agua salada que cualquier otro mamífero.

4 – Control de la respiración

La razón por la que los gorilas no pueden hablar no tiene nada que ver con sus dientes, lenguas, pulmones o cuerdas vocales. Sólo podemos hablar porque dominamos el control consciente de la respiración, ese es el secreto. Vivir bajo el agua es el entrenamiento natural perfecto para controlar la respiración en ese momento. En nuestras válvulas respiratorias, tenemos un diseño único de varios primates, ya que un paladar blando puede ser levantado para cerrar la nasofaringe. Esta es una característica esencial para que los mamíferos acuáticos puedan mantener el agua libre de pasajes respiratorios. Los humanos también tienen una laringe exclusivamente descendente, lo que sólo significa que está más cerca de los pulmones. A medida que el bebé humano crece, la laringe desciende más abajo. Los animales que se parecen a esto son focas, lobos marinos, morsas y dugongos.

5 – Observación de fósiles y comportamiento

Se descubrieron algunos fósiles cerca de las costas de grandes lagos, cuya zona circundante estaba sujeta a inundaciones periódicas. Al observar 20 yacimientos fósiles de homínidos en el este y el sur de África, hay evidencia fósil que sugiere que los primeros antepasados de los humanos modernos vivían en las orillas del lago o en campos inundados.

6 – Dedos arrugados

¿Alguna vez te has preguntado por qué se nos arrugan los dedos cuando permanecemos demasiado tiempo en el agua? Este es un proceso activo controlado por nuestro sistema nervioso autónomo. El neurobiólogo evolutivo, Mark Changizi, creía que esto ha servido como una valiosa función en nuestro pasado lejano. También piensa que el patrón de poda puede mejorar nuestro control bajo el agua. Los estudios explican que los dedos como éste facilitaban la recolección de alimentos de nuestros antepasados bajo el agua.

7 – Desnudos

Somos los únicos primates de piel lisa. La desnudez en el agua es una ventaja, ya que permite que el cuerpo se deslice más fácilmente. Pero se hacen muchas preguntas sobre la gran cantidad de pelo en la cabeza. Se cree que los pelos craneales sirven para proteger de la radiación solar, así como los pelos cortos en otras partes del cuerpo. Esta es una fuerza fuerte para la teoría de que evolucionamos a partir de las especies acuáticas.

¿Qué te pareció la lista? ¿Está de acuerdo con esta teoría después de leer todos estos temas? Coméntanoslo a continuación y compártelo con tus amigos. Siempre recordando que sus comentarios son extremadamente importantes para nuestro crecimiento.

Leer más

Add Comment

Click here to post a comment