Curiosidades

7 proyectos más extraños de la CIA

La Agencia Central de Inteligencia, o como se le conoce mejor, la CIA, fue establecida en 1947 en un intento de ayudar a la Casa Blanca a monitorear las amenazas fuera del gobierno de Estados Unidos. La CIA fue un producto derivado de la Oficina de Servicios Estratégicos, que se dedicaba a cazar nazis y paramilitares.

La CIA, en la posguerra, era una organización de espionaje. Esto no le impidió crear algunos programas que iban mucho más allá del espionaje. Los estudios que cruzaron la inteligencia militar y el control mental, por ejemplo, son algunos de estos supuestos programas. Hoy, hemos traído algunos ejemplos de programas desarrollados por la agencia de inteligencia de los EE.UU. que tal vez usted no conozca. Compruébalo!

1 – Campos de fresa

Según una nueva línea de «Guerra contra el terrorismo», la CIA habría pedido al gobierno de Estados Unidos que creara una prisión secreta en la que se capturaría a los terroristas y donde podrían tener lugar prácticas arbitrarias. En la prisión de Guantánamo hay otra prisión. Se llamaba Strawberry Fields, donde los prisioneros de la CIA serán retenidos para siempre. Las actividades en la prisión se centran en extraer información de los reclusos utilizando técnicas especiales. Las simulaciones de ahogamiento son una de ellas.

2 – Clínicas de inmunización en Abbottabad

La CIA y la inteligencia militar estadounidense elaboraron un ingenioso plan para capturar a Osama bin Laden, con la ayuda de Shakil Afridi, en 2011. Se establecieron clínicas de inmunización contra la hepatitis B cerca de un complejo sospechoso donde se suponía que bin Laden se escondía en Abbottabad, Pakistán.

Mientras la gente recibía medicamentos en estos lugares, parte de su sangre fue recolectada para pruebas de ADN para tratar de localizar al terrorista y a sus aliados. Unos meses más tarde, el complejo donde se escondía el terrorista fue invadido por las fuerzas militares estadounidenses, y unas horas más tarde, el entonces presidente Barack Obama anunció la muerte del líder de Al Qaeda.

3 – Programa Phoenix

Aparentemente, los resultados de la guerra de Vietnam fueron manipulados. Los militares estadounidenses querían creer que tanto ellos como Vietnam del Sur estaban ganando, mientras que la CIA era consciente de que en realidad estaban perdiendo. La CIA sabía que los militares no querían revelar pruebas de incompetencia e inteligencia.

El programa de contrainsurgencia, bajo el mando del general William Westmoreland y administrado por Robert Komer, representa exactamente la pérdida de tiempo y de fuerzas de inteligencia militar. En 1967, con este programa, se estableció un centro donde se mantenía y torturaba a los simpatizantes comunistas. Al menos 20.000 vietnamitas murieron en la operación.

4 – Bahía de Cochinos

Cuando las fuerzas de Fidel Castro derrocaron al presidente cubano Fulgencio Batista en 1959, nadie estaba más sorprendido que el mando militar de Estados Unidos. Batista era un aliado de Estados Unidos y de las empresas que invertían en la isla. A principios de la década de 1960, la CIA elaboró un plan para invadir Cuba. Después de la elección de John F. Kennedy, este plan ganó continuidad.

La primera etapa del plan, que consistía en bombardear los aeródromos cubanos con un avión que salía de Nicaragua, fracasó. Castro, que ya sabía de la invasión, estaba listo para reaccionar. Cuando 1.400 hombres aparecieron en la Bahía de Cochinos en la llamada Brigada 2506 en abril de 1961, el ejército cubano estaba en su lugar. En dos días, 100 miembros de la brigada fueron asesinados y otros 1200 se rindieron.

El gobierno cubano decidió entonces devolver a los exiliados capturados a Estados Unidos a cambio de alimentos, medicinas y otros suministros.

5 – Asesinato del Presidente electo del Congo

En junio de 1960, la República Democrática del Congo se convirtió en uno de los primeros en expulsar del continente africano a los gobiernos coloniales europeos. El recién elegido presidente Patrice Lumumumumba intentó llevar a cabo el proceso de descolonización durante la Guerra Fría. Lumumba incluso pidió a la ONU que le ayudara a luchar contra el ejército belga que estaba ayudando a sus rivales con un golpe de estado.

La ayuda de la ONU nunca llegó. De hecho, la CIA, a través del químico Sidney Gottlieb habría desarrollado una poción que debería haber servido para asesinar al presidente. Gottlieb voló al Congo con una bolsa llena de jeringas y venenos que fueron entregados al agente de la CIA en el país, Larry Devlin. Devlin iba a envenenar a Lumumumba a cualquier precio, pero el hombre enterró los venenos en el suelo.

Sin embargo, la CIA finalmente financió un rival bajo el mando de Joseph Mobutu, quien capturó a Lumumba y lo mató. En los años siguientes, Estados Unidos ayudó a Mobutu a tomar el control del Congo.

6 – Operación Mockingbird

La CIA ha adoptado a menudo estrategias de inteligencia soviéticas. En los años cincuenta, se proponían «cultivar» a los periodistas americanos y europeos mediante pagos y halagos. Además de periodistas que trabajan con espías en el extranjero. Mucha gente se vio obligada, como los editores de periódicos, a cambiar las noticias para que la CIA se viera bien.

En 1977, Carl Bernstein escribió un artículo sobre la relación entre los medios de comunicación estadounidenses y la CIA. Se citaron nombres como CBS, Time y The New York Times. Más tarde, un libro expuso la relación entre la CIA y la dueña del Washington Post, Katharine Graham.

7 – MK Ultra y control mental

Básicamente, desde su creación, la CIA ha comenzado a investigar el control mental. Entre 1948 y 1950, el proyecto Bluebird probó varias formas de desarrollar técnicas especiales de interrogatorio utilizando drogas como la metanfetamina, la heroína y el LSD. La hipnosis también fue probada como un método de control mental. Algunos de los primeros participantes fueron dos prisioneros rusos transportados desde Alemania a una prisión secreta de la CIA en Panamá.

Varios otros programas de este tipo han surgido en todo el mundo. El famoso MK Ultra involucró a la administración de LSD en prisioneros federales durante 77 días consecutivos. El científico Frank Olson habría recibido una inyección de LSD sin su conocimiento, y unos días después se habría tirado por la ventana. El programa finalizó en 1977. Sin embargo, algunas personas creen que simplemente cambiaron el nombre del programa y continuaron las acciones bajo tierra.

Entonces, chicos, ¿qué les pareció la historia? Deja tu opinión en los comentarios y no olvides compartirla con tus amigos.

Add Comment

Click here to post a comment