Curiosidades

7 pequeños hábitos de nuestros antepasados que aún debemos seguir

Nuestros antepasados vivieron vidas muy diferentes a las que estamos acostumbrados hoy en día. Lejos de la vida urbana y de las tensiones que ésta provocaba, de la carrera por el éxito y de los innumerables compromisos, podían pasar más tiempo con sus familias y en medio de la naturaleza.

Con tantos cambios a lo largo del tiempo, muchos de sus hábitos y costumbres se han perdido o debilitado. Con eso en mente, hoy hemos enumerado algunos de estos pequeños logros que les proporcionaron varios beneficios que todos debemos continuar. Compruébalo!

1 – Priorice a su familia

Muchos datos sobre el comportamiento social humano muestran la importancia de la familia. Nosotros los humanos, así como otras especies, demostramos el altruismo del parentesco – una tendencia de comportamiento pro-social sesgado hacia sus familiares, tales como padres, hijos, hermanos, abuelos. Presta atención a tus padres, ama a tus hijos. Nuestros lazos de sangre son muy poderosos. Su red familiar es única y profundamente importante para su vida.

2 – Valora a tus amigos

Hacer amigos es parte de nuestra herencia evolutiva y una parte esencial de nuestras vidas. Vivimos en grupos sociales y reconocemos y recordamos a los individuos. Evolucionamos para ayudar, incluso a los que no están relacionados, basándonos en la expectativa de recuperar esa ayuda. Evolucionamos para hacer que nuestras relaciones duren mucho tiempo.

3 – No olvides amar

El amor puede tomar muchas formas y puede ser moldeado por cuestiones como la cultura y los tipos de relaciones que experimentamos. La experiencia universal del amor nos da exactamente lo que necesitamos para estar cerca de los que amamos. También nos permite trabajar como agentes directos en la crianza de nuestros hijos. El amor es una parte esencial de nuestra herencia evolutiva.

4 – Esperar una larga vida social

A diferencia de los castores que, como adultos, pueden pasar meses sin ver a otros individuos de su especie, los cuervos ven sus propias similitudes todos los días, a lo largo de las estaciones y los años. Y los humanos son muy similares a ellos. Los cuervos forman relaciones, dependen unos de otros para tareas comunes como encontrar comida. Lo que es bueno para uno es bueno para todos en el grupo.

5 – Espere una larga vida física

En especies como la nuestra, donde no necesitamos reproducirnos frecuentemente para preservar las especies de desarrollo lento, tenemos más tiempo para construir relaciones saludables y confiables a largo plazo, y esto es esencial para la evolución.

6 – Vivir como si sólo hubiera 150 personas en el mundo

En el pasado, nuestros ancestros raramente interactuaban con otros individuos fuera de su propio clan. Estos clanes tenían formaciones estables que incluían parientes e individuos con largas relaciones con los miembros del clan. El total del grupo fue de unas 150 personas. Ahora imagínese viviendo en un «mundo» con las mismas 150 personas. Básicamente, sólo ellos. ¿Cómo sería su tratamiento para ellos? Probablemente el mejor, ¿verdad?

7 – Contacto con la naturaleza

Más del 90% del período de nuestra historia evolutiva, los edificios, los coches, las casas y los ordenadores no formaban parte de nuestras vidas. Nuestros antepasados vivían en medio de la naturaleza. Se exponen regularmente a los rayos del sol, a la vegetación, a los animales y a los más diversos paisajes naturales. Hoy en día, pasamos gran parte de nuestro tiempo en ambientes cerrados y tenemos poco contacto con la naturaleza.

Dé un paseo, corra a alguna parte – incluso si es en el parque de su ciudad. Ir a la playa, bucear en un río, bañarse en una cascada. Es poco probable que te arrepientas de haber hecho alguna de estas cosas.

Entonces, chicos, ¿qué les pareció la historia? Deja tu opinión en los comentarios y no olvides compartirla con tus amigos.

Add Comment

Click here to post a comment