Curiosidades

7 leyes que fracasaron por completo

Todos podemos imaginar que gestionar una ciudad, un estado o un país no debería ser una tarea fácil. Hay tantos temas, tanta gente, que imaginarte a ti mismo en el lugar de alguien que necesita pensar en el bienestar colectivo todo el tiempo, ya nos da un verdadero nudo en la cabeza. Con esto, muchas actitudes, leyes y estrategias terminan siendo aplicadas, siendo así desarrolladas con un propósito, pero terminando en problemas aún mayores.

Las leyes se aprueban todos los días en todos los rincones del mundo. Por lo general, se crean como una forma de proteger el medio ambiente o la sociedad en su conjunto. Pero eso no es siempre lo que sucede. Pensando en ello hoy, enumeramos algunas leyes que han sido aprobadas en todo el planeta, pero que no han funcionado como debieran. Compruébalo!

1 – El programa de compra de armas resultó en más armas

Algunos gobiernos han estipulado un tipo de control de armas en la población, implementando un programa de recompra de armas. La gente ofrecía sus armas a cambio de dinero. Las armas de fuego fueron destruidas por el estado y así se resolvió todo. Sin embargo, un estudio mostró otro resultado. A largo plazo, estos programas resultaron en más armas en manos de la población.

Resulta que el gobierno prometió comprar todas las armas que aparecieron, sin mucho cuestionamiento. La gente comenzó a comprar armas, con la seguridad de que si en algún momento ya no las quería o se arrepentía, tendría que «rescatar» el dinero vendiéndoselas al gobierno. O bien, tenían un «arma mala» y la vendieron para poder comprar una aún mejor y más letal.

2 – Prohibición de ascensión de alcohol y pandillas

En enero de 1920, el gobierno de Estados Unidos prohibió la venta de bebidas alcohólicas en todo su territorio. Y eso definitivamente no funcionó. Eso se debe a que el mercado del alcohol emigró a la ilegalidad. Comenzaron a surgir bandas criminales que vendían el licor. Probablemente has oído hablar de Al Capone. El gángster ganaba más de 100 millones de dólares con su negocio, que incluía la venta ilegal de alcohol.

3 – Embalaje sencillo que abarata el ahumado

La ONU (Naciones Unidas) y la OMS (Organización Mundial de la Salud) animaron a los países a hacer que los fabricantes de cigarrillos adopten un paquete de cigarrillos más sencillo. Esto podría ayudar a disuadir a la gente de fumar. Países como Australia, Francia y el Reino Unido adoptaron la medida. Sin embargo, el número de fumadores y nuevos consumidores no ha disminuido.

La gente ahora, como todos los paquetes de cigarrillos se parecen, compra los más baratos en lugar de las marcas favoritas. En otras palabras, siguen fumando y siguen pagando menos por la mercancía. En Australia, incluso con el aumento de los impuestos sobre el producto, no ha habido cambios significativos. De hecho, ha habido un aumento en el consumo de cigarrillos ilegales.

4 – La ley para ayudar a los ex-presos a emplearse a sí mismos les impide conseguir un trabajo

En algunos estados de Estados Unidos, se introdujeron leyes que prohibían a los empleadores preguntar a los posibles empleados si alguna vez habían sido condenados por delitos. Se suponía que estas leyes ayudarían a los ex-convictos a conseguir un trabajo. Pero se han convertido en una verdadera pesadilla para la población negra del país. Según un estudio, los empleadores comenzaron a jugar a adivinar si los candidatos eran o no ex-convictos. Todo basado en el perfil racial.

Considerando que la gente cree que los negros son más propensos a ir a la cárcel en un claro acto de racismo, la probabilidad de que no se les llamara para una entrevista fue terriblemente mayor que la de los candidatos blancos. Algunos incluso escogieron candidatos basados en su nombre si «sonaba» como el nombre de una persona negra o blanca.

En lugares como Nueva Jersey y Nueva York, antes de que se aprobaran las leyes, los blancos tenían un 7% más de probabilidades de ser entrevistados que los negros. Después de que la ley fue aprobada, esa cifra saltó al 45 por ciento. En otras palabras, los candidatos blancos convictos tenían más probabilidades de conseguir trabajo que los negros que ni siquiera estaban en prisión.

5 – La creación del Servicio Forestal en los EE.UU. causa más incendios

Antes de la creación del Servicio Forestal de los Estados Unidos, pequeños incendios de origen natural ocurrían en el suroeste del país cada 5/10 años. Estos incendios solían destruir los arbustos, pero los árboles más grandes permanecían intactos. Lo que sucede es que el Servicio Forestal impide que estos pequeños incendios ocurran libremente.

De esta manera, se preserva la vegetación que sería quemada por ellos. Sucede que estas plantas y árboles más pequeños se hacen más grandes y más numerosos. Como resultado, se convierten en combustible para incendios más grandes, tanto naturales como artificiales.

6 – La política mexicana contra la contaminación ha aumentado la contaminación

Los niveles de contaminación del aire en la Ciudad de México, México, estaban alcanzando niveles alarmantes debido al número de automóviles que emiten contaminantes a la atmósfera diariamente. En 1989, en un intento de resolver el problema, los funcionarios de la ciudad promulgaron una especie de rotación de automóviles. Por el número de la matrícula se definía si se podía o no utilizar el coche, la medida se debía cumplir entre las 5 de la mañana y las 10 de la noche. Lo que sucedió es que la contaminación se incrementó en las horas no laborables.

Algunas personas abandonaron sus hogares antes de tiempo o regresaron más tarde para no tener que utilizar el transporte público. O simplemente compraron un segundo coche con placas divergentes. Y lo peor es que estos coches suelen ser de segunda mano, con tecnologías antiguas, aún más contaminantes. Incluso aquellos que no usaban otro auto, optaron por llamar a un taxi en los días en que no podían conducir.

7 – Límites de velocidad

En 1974, el gobierno federal de los Estados Unidos aprobó una ley nacional que limitaba la velocidad máxima a aproximadamente 80 km/h. Además de reducir el consumo de gasolina, el entonces presidente Nixon aseguró que esto haría las calles más seguras. En 1995, la ley fue derogada. Algunos estados del país todavía lo mantienen y tienen sus límites de velocidad fijos o cercanos al definido en 1974.

Sin embargo, algo demostró que esta ley realmente no ayudó en absoluto. No mejoró ni empeoró en absoluto. Después de que la ley fue derogada, el estado de Montana eliminó todos los límites de velocidad no urbanos del estado. Unos años más tarde, los ingenieros de tráfico del gobierno decidieron ver cómo funcionaba todo. Descubrieron que en las carreteras donde los límites habían sido revocados, las muertes no aumentaban, como algunos pensaban.

La pregunta es simple. Las personas conducen a las velocidades a las que se sienten cómodas al hacerlo. Es decir, no es porque no hay límites de velocidad que todos los conductores conduzcan imprudentemente o a altas velocidades.

Entonces, chicos, ¿qué les pareció la historia? Deja tu opinión en los comentarios y no olvides compartirla con tus amigos.

Add Comment

Click here to post a comment