Cuál es el punto G, dónde está y cómo estimularlo

Cuál es el punto g (punto de Gräfenberg) es un punto específico concentrado en una pequeña zona palpable en la parte de delante de la vagina, que al estimularlo provoca el clímax femenino.

Si deseas vivir esta experiencia con tu pareja, hay múltiples posturas que pueden ser favorables para el estímulo del punto. Existen muchas posturas en las que se puede alentar esta zona de la pared vaginal. Una de las posturas que más estimulan el punto G es la del perrito (a cuatro patas), singularmente si estás tumbada sobre tu estómago con las piernas no muy abiertas, ya que esta postura no le deja a penas libertad a tu pareja, con lo que es imposible que no roce tu punto G femenino.

cuál es el punto g

Llegar al punto g no es tarea simple, hay mujeres que se atreven a buscarlo y no lo hallan, con lo que se aumenta el mito sobre si realmente existe, mas también hay quienes aseguran conocerlo y afirman que gozan más de sus relaciones. Los más importantes sexólogos de todo el planeta confirman la existencia de un punto de la anatomía femenina que puede permitir alcanzar un elevado nivel de excitación sexual, el punto g, gracias al que se pueden conseguir clímax más intensos y agradables.

Cuál es el punto g

A medio paseo entre el mito y la realidad encontramos el conocido Punto G, tema de discute sexual por antonomasia desde el instante en que el ginecologo alemán Ernst Gräfenberg charló de su existencia en el año 1950. Considerada una de las zonas más agradables de la anatomía femenina, el punto G debe su nombre al apellido de su descubridor, Ernst Gräfenberg.

El punto g femenino es parte integrante de la anatomía y es un tejido que se halla en la pared frontal de la vagina, a más o menos 5 centímetros de su entrada.

Dónde se ubica

donde se ubica el punto gNunca nadie ha podido revisar dónde exactamente se ubica esta zona en la anatomía sexual de las mujeres y si verdaderamente existe, se trata de un área de extrema estimulación sexual. Algunos estudios, afirman los investigadores, informaron de la ubicación de terminaciones nerviosas en la presunta área del punto G, mas otros encontraron menos terminaciones.

No obstante no todos creen que exista un punto g localizable en alguna zona del cuerpo femenino; sino que éste se halla en el cerebro de la mujer; así que de nada vale andar toqueteando ciertas unas partes de las mujeres porque nunca se va a encontrar el conocido punto g. Esto son algunas de las declaraciones de algunos de los escépticos sobre la existencia del punto g.

Estimular el punto g

Si quieres sentir el punto g, lo más simple es que te acuestes en la cama con algunas almohadas bajo la pelvis, de tal manera que la entrada de la vagina quede elevada. Las relaciones íntimas se miden en muchas ocasiones en orgasmos, si los hay, entonces fue satisfactoria, si no, todo lo contrario; es sabido que de un buen comprensión sexual depende muy frecuentemente la estabilidad de una relación, y si no existe, simplemente es una buena forma de probar y vivir la sexualidad totalmente.

Si no te gustan las sensaciones que obtienes al estimular el punto g, no te sientas obligada porque los demás hablen de ello y tú no sientas lo que se dice. Cada cuerpo es un mundo y cada persona siente unas cosas diferentes. Porque la mayoría de mujeres dicen que sea extremadamente placentero no quiere decir que para ti lo sea.

El conocimiento que tengas de tu cuerpo, así como la comodidad y seguridad con la que explores cada rincón de tu anatomía resultan las herramientas más eficaces para conseguir placer en las distintas zonas erógenas reconocidas, incluido el famoso punto g. Así que a qué esperas para ponerte a explorar tu punto explorador, tu punto G, tu punto de gusto, tu punto de g, tu punto guerrero, tu punto excelente, tu punto de sentir ganas.

Para las que deseéis descubrir el punto G hay muchísimos juguetes que podéis comprar y que están especializados en estimular esta parte de vuestra vagina, a parte de que podéis hacerlo tocándoos vosotras mismas o con vuestras parejas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *