Cuál es el peso ideal de una mujer

Recuperar el peso de los veinte años no es un sueño, aunque ello requiera esfuerzos continuados difíciles de soportar. Es por eso que tratar de volver a nuestra corpulencia juvenil no siempre es la decisión más acertada. Fijarnos un objetivo más modesto nos permitirá mejorar la elegancia de nuestra silueta mientras seguimos un régimen agradable y adecuado para la salud.

Las pautas sobre cuál es el peso ideal de una mujer no deben tomarse al pie de la letra, porque un mismo peso puede tener consecuencias diferentes según la persona.

Nuestro cuerpo funciona correctamente cuando obtiene energía a partir de los alimentos que ingerimos tres o cuatro veces al día y que utilizamos durante las 24 horas.

cuál es el peso ideal de una mujer

Así, cuando necesitamos energía, aprovechamos el contenido tanto del hígado y los músculos (5%) como de las reservas de grasa corporal (95%).

De estos datos se deriva, que en la alimentación son esenciales los lípidos (materias grasas) y los glúcidos (cereales, legumbres, frutas, féculas, azúcares), ya que son los que proporcionan energía a las células.

Si tenemos hambre significa que falta carburante, el cerebro, especialmente glucosa. Y en este sentido el solo hecho de llenar el estómago con fibras y agua hace que la sensación de hambre se calme, pero en ningún caso proporcionamos energía en el organismo.

La parte del sistema nervioso central que controla el peso y regula el balance energético se llama hipotálamo, y se encuentra en el centro del cerebro. Su acción sobre el comportamiento alimentario está modulado por otras estructuras cerebrales, como la corteza cerebral, que hacen intervenir las nociones de aprendizaje, de acondicionamiento, de voluntad, de agresividad, de sexualidad o de memoria antigua. El equilibrio entre diversos factores es lo que marcará el peso ideal de un hombre o una mujer, y nuestra voluntad es el factor que mejor puede ayudar. Ánimo!

El peso ideal de una mujer

A principios del siglo XX, las compañías de seguros estadounidenses analizaron los factores que permitían prever los problemas de salud con el objetivo de ajustar la cuantía de las primas de seguro según el riesgo. La investigación descubrió que los delgados y los grasos morían más jóvenes que los individuos de peso medio. Estos resultados, a pesar de ser criticados, eran globalmente justos, y así lo han confirmado estudios posteriores.

peso ideal de una mujer

El exceso de peso disminuye la esperanza de vida, tanto como las variaciones importantes debidas a adelgazamientos y aumentos de peso sucesivos. Así que cuidado, porque muchas veces jugamos sin pensar en nuestra salud.

El índice de masa corporal

El índice de masa corporal es el criterio más fiable de corpulencia.

Se considera que el índice ideal es del 22,4% en las mujeres y del 22,7% en los hombres, cifras que corresponden estadísticamente a la esperanza de vida más larga. En realidad, sin embargo, el intervalo aceptable se sitúa entre 20 y 25 kg/m2. Globalmente, la población que oscila entre estos límites no debería experimentar problemas médicos asociados con el peso.

En cambio, cuando el índice es inferior a 20 está médicamente demasiado delgado y, si es superior a 25, demasiado graso. El efecto nocivo del exceso de peso se percibe sobre todo a partir de un índice superior a 27 y se convierte en muy preocupante cuando supera los 32 kg / m2.

Estas cifras nos proporcionan unas pautas útiles, aunque no las tenemos que tomar al pie de la letra. Con un mismo exceso de peso, hay personas que corren un peligro real, mientras que otras deben preocuparse menos.

La evolución de las modas

El hecho de estar delgado se ha convertido en la obsesión de la actual sociedad, contradictoria paradoja que hace difícil encontrar un equilibrio.

Pero en todas las épocas no ha sido así, y menos aún en aquellas en las que la belleza de la mujer se reflejaba en las redondeces. La moda va y viene entre unas formas y otras.

El Romanticismo, que promovió los sentimientos y el intelectualismo, centró la belleza en la languidez y en la enfermedad. Enfrentado a la vulgaridad de los excesos carnales, el estar delgado se convirtió en una señal externa de sensibilidad. En determinados círculos literarios, las mujeres hasta se sometían a curas de ayuno: qué gran error!

A finales del siglo XIX y a principios del XX se valoraba la mujer deportiva y activa, más delgada que la burguesa pero más viva que la romántica etérea. Y los años que siguen en la Segunda Guerra Mundial establecieron la belleza escultural, sin rechazar las curvas y las formas redondeadas.

Esta misma estética parecía muy anticuada en los años setenta, que consagraron el reinado de la delgadez y un modelo de mujer difícil de alcanzar para la mayoría. En este contexto, la mujer se somete a regímenes a veces peligrosos (como el ayuno riguroso o el régimen Atkins, que prescribe solamente grasas y proteínas) y poco compatibles con la vida social (dieta proteica o regímenes disociados).

Combinar información, buenos hábitos y deporte

La clave sobre cuál es el peso ideal de una mujer nos la dará el conocimiento que podamos adquirir sobre los pros y los contras y el análisis de la situación personal de cada persona. Es a partir de aquí cuando podremos escoger entre adelgazar o no.

peso ideal para una mujer

Si decidimos hacerlo, hay que ser sensatas y elegir un régimen equilibrado, aprender a comer mejor y saber qué alimentos necesitamos en cada momento. Esto nos servirá para toda la vida.

También hay que tener en cuenta que una buena manera de perder peso es practicar deporte; evidentemente, habrá que asesorar para elegir la actividad física más apropiada. Tampoco podemos perder de vista que es bueno dedicarnos un tiempo y evitar preocupaciones que puedan echar por tierra los objetivos asumidos.

La cirugía plástica sólo se recomienda en último recurso porque es cara, conlleva riesgos y no garantiza resultados definitivos.

Si al mismo tiempo reducimos la actividad física o mantenemos una alimentación demasiado abundante, podemos recuperar las formas anteriores. Cada persona debe evaluar los riesgos y pedir asesoramiento de un médico o de un dietista.

Todos estos consejos y algunos otros son los que podemos ofrecer los profesionales de la salud.

Calcular el peso ideal de una mujer

Si dividimos nuestro peso por la altura al cuadrado, el resultado será el índice de masa corporal, que podremos comparar con los estándares establecidos.

Ejemplo

Peso: 61,8 Kg

Altura: 1,66 metros

Altura al cuadrado: 1,66 x 1,66 = 2,7556

Fórmula: Kg/m2 = 22,47%

En este caso (según el índice de masa corporal) la persona tendría un peso correcto según sus características.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *