Cuál es el nivel de azúcar normal en sangre

Nuestro organismo necesita la glucosa (azúcar) como combustible para generar energía, pero como la gasolina en un automóvil, si hay poca no funciona y si hay demasiada se ahoga. Hay que controlar nuestros niveles de azúcar en sangre periódicamente para estar seguros de que nuestros mecanismos de regulación funcionan y que nuestra dieta habitual es equilibrada y da a nuestro cuerpo la energía adecuada en el momento adecuado y de la manera adecuada.

Tal y como indica la palabra, la glucemia es el nivel de glucosa (azúcar) que hay en la sangre.

Cuál es el nivel de azúcar normal

Esta suele valorarse con un glucómetro y una simple gota de sangre, que permite indicarnos el valor exacto en pocos segundos.

cuál es el nivel de azúcar normal

Los valores normales oscilan, si es en ayunas, entre 75 y 110 mg/dl (4,2 a 6,1 mmol/l).

Si la última comida se ha efectuado hasta dos horas antes de hacer la prueba, la glucemia no debería superar los 140 mg / dl (7,8 mmol / l).

Nivel bajo y alto de azúcar

Así pues, cuando nos encontramos por debajo de los valores normales hablamos de una hipoglucemia, que puede llevar a mareos y desmayos. La recuperación de un estado de hipoglucemia se puede llevar a cabo con la ingesta de algún alimento rico en glucosa (por ejemplo un caramelo con azúcar) siempre que no haya una pérdida del conocimiento y el afectado sea capaz de tragar. En este caso habrá que dirigirse a un profesional sanitario o, en el caso de una persona con diabetes mellitus de tipo I, buscar la inyección de Glucagón que debería llevar encima y aplicarla en ella. No obstante y en cualquier caso siempre hay que averiguar a qué se debe esta bajada repentina, y en caso de duda, consultar con el médico.

Si nos encontramos por encima de los niveles recomendados hablamos de una hiperglucemia, y habrá también establecer su causa, controlar los valores con una regulación en la ingesta de los hidratos de carbono, el aumento de la práctica del deporte y consultarlo con el médico para descartar una posible Diabetes.

Diabetes mellitus

La diabetes es un síndrome caracterizado por un aumento de los niveles de glucosa en sangre durante un largo período de tiempo, debido a una disminución de la secreción o de la acción de la insulina.

La insulina es una hormona secretada por el páncreas que se encarga de permitir que la glucosa que hay en la sangre, que proviene de los alimentos ingeridos, pueda entrar en las diferentes células de nuestro cuerpo para dar energía.

Hay dos tipos principales de diabetes:

  • La diabetes tipo I o dependiente de insulina (también llamada diabetes infantil) que se caracteriza por la falta o el error en la secreción de insulina por parte del páncreas. Por esta razón será necesario administrar insulina mediante inyecciones.
  • La diabetes tipo II es la más habitual entre la población y suele aparecer a partir de los 40 años. En este caso la producción de insulina suele ser insuficiente y, además, no tiene el efecto que cabría esperar, por eso se dice también que hay “resistencia a la insulina”. El tratamiento de esta variante suele ser farmacológico bajo indicación y control de los profesionales sanitarios que asisten al enfermo (médicos, farmacéuticos y dietistas).

Existe aún otro tipo de diabetes: la diabetes gestacional, que suele producirse por el aumento de la glucemia en cualquier momento del embarazo en una persona que no ha presentado ningún cuadro de diabetes. Aunque no se puede asegurar cabe mencionar una cierta predisposición a padecer diabetes de tipo II por parte de las pacientes que han tenido un período de diabetes gestacional por lo que hay que extremar las precauciones con este grupo de población.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *