Cuál es la función del estómago

El estómago es un órgano muscular, correspondiente a la primera porción del aparato digestivo en el abdomen, excluyendo la pequeña porción del esófago abdominal. Es un reservorio temporal del bolo alimenticio deglutido hasta que se procede a su tránsito intestinal , una vez bien mezclado en el estómago. Su entrada se llama cardias y su salida píloro . La palabra estómago proviene del latín stomachus.

Situación anatómica y partes del estómago

El estómago es un órgano en forma de “J” de 25cm de longitud. Presenta posición intraperitoneal en la parte izquierda de la cavidad abdominal. Por la parte superior, está limitado por el diafragma . Por debajo encontramos el páncreas y el omento mayor que cuelga de la curvatura mayor. El estómago es la parte más distensible del tubo digestivo: su capacidad varía entre 50ml y 4L, lo que será condicionada por la cantidad de alimento contenido dentro.

cuál es la función del estómago

Se abre en el esófago por la región del cardias (parte superior derecha) y se continúa con el duodeno del intestino delgado por la parte inferior, compartimentos que se encuentran separados por el esfínter pilórico.

Si se traza una línea horizontal imaginaria a través de la región del cardias, se divide el estómago en una parte superior llamada fondo o fundus y una parte inferior llamada cuerpo, que entre ambas constituyen aproximadamente dos tercios del estómago. La porción distal con forma de embudo se denomina región pilórica, la cual comienza en una zona ensanchada, el antro, y termina en el esfínter pilórico o píloro. La región fúndica es la zona formada por el fundus y el cuerpo.

La superficie interna del estómago presenta unos pliegues visibles a simple vista llamados pliegues gástricos, los cuales se orientan longitudinalmente hacia el píloro. Estos pliegues sirven para aumentar la superficie de contacto entre el epitelio del estómago y la luz del tubo.

Función del estómago

En el interior del estómago encontramos un medio ácido debido a la producción y secreción de ácido gástrico que provoca que el pH se sitúe entre 1 y 4 dependiendo de la especie, la ingesta, si tomamos fármacos y otros factores. Este medio permite romper las moléculas grandes (como las de la comida) para convertirlas en más pequeñas y que puedan ser absorbidas por el intestino delgado. El estómago puede producir y secretar unos 2 o 3 litros de ácido gástrico por día.

El pepsinógeno se transforma en pepsina debido al pH bajo, hecho muy importante de cara a la digestión proteica. En el estómago los enlaces moleculares de las proteínas se rompen y las separan en aminoácidos .

La absorción de la vitamina B12 por el intestino delgado depende de la conjugación con una glicoproteína llamada factor intrínseco producida por las células parietales del estómago. Además podemos observar que el estómago tiene unas formas extrañas.

Histología del estómago

La pared del estómago está formada por 4 capas:

Serosa, la más externa. Para la ejecución de los movimientos peristálticos del estómago es necesario que este permanezca deslizante respecto a los órganos vecinos, lo que se consigue con el recubrimiento externo peritoneal seroso que presenta.

Pared Muscular, de musculatura lisa. Está constituida por 3 capas: longitudinal, circular y una capa exclusiva del estómago que es la oblicua.

Submucosa, de tejido conectivo.

Mucosa, presenta las glándulas gástricas y está formada por epitelio cilíndrico, a diferencia del epitelio plano estratificado del esófago. Los vasos están ampliamente ramificados en esta capa. Las glándulas gástricas de la mucosa están constituidas por varias células secretoras:

Células mucosas. Sintetizan el mucinogen, que es el precursor de la mucina, la cual es la glucoproteína principal del moco (+ leucocitos, sales inorgánicas y agua). Este tiene la acción de proteger y lubricar la pared estomacal. Se encuentran sobre todo en la pared del antro.

Células parietales o oxíntiques. Sintetizan ácido clorhídrico y el factor intrínseco. Las células parietales son piramidales con una gran invaginación apical con microvellosidades y se encuentran sobre todo en la región fúndica. El factor intrínseco es una glucoproteína esencial para la absorción de la vitamina B12 a nivel del íleon, evitando su digestión en el estómago.

Células principales, zimógenos o peptídicas. Sintetizan el pepsinógeno, el precursor inactivo de la enzima digestiva pepsina. Se encuentran sobre todo en la región fúndica.

Células madre. Se especializan en células epiteliales para renovar la mucosa en caso de lesión.

Células endocrinas. Sintetizan hormonas y las segregan en la sangre. Estas son:

Células G. Producen gastrina, la hormona que estimula la secreción de HCl. Se encuentran sobre todo en la región del cardias.

Células EC. Producen serotonina.

Células ECL. Producen histamina.

Células D. Producen somatostatina.m.mn

Secreción gástrica

El jugo gástrico está formado por agua, moco, ácido clorhídrico (HCl), pepsina y otras enzimas, sales minerales y factor intrínseco. El HCl le confiere pH ácido el cual es necesario para la activación del pepsinógeno, la destrucción de los alimentos y la eliminación de bacterias. El transporte de los iones componentes del HCl de las células parietales a la luz, se produce por transporte activo mediante una bomba H + -K + ATPasa y un sistema cotransporte Cl – -K + asociado, por tanto, se gasta energía por lo que las células parietales tienen muchos mitocondrias.

Estimulación

La estimulación fisiológica de la secreción se da en 3 fases:

Fase cefálica. La secreción activa por el olfato , gusto o pensamiento en comida, esto se da por medio de mecanismos colinérgicos-vagales (del nervio vago). Así se estimula la secreción de las glándulas gástricas, incluyendo las células G. Consecuentemente, la gastrina sintetizada se libera en el torrente sanguíneo para que llegue al hígado y más tarde en el estómago.

Una vez allí, la gastrina estimula la secreción de ácido clorhídrico y pepsinógeno. Asimismo, activa la liberación de histamina por parte de las células ECL, la cual también estimulará las células parietales.

Fase gástrica. La secreción activa por la distensión del estómago y por los efectos químicos del alimento. Por un lado, la distensión activa los mecanorreceptores que provocan reflejos dados por el nervio vago, por lo tanto, se obtienen los mismos resultados que en la fase cefálica. Por otra parte, los aminoácidos (sobre todo triptófano y fenilalanina ) actúan sobre los receptores de las microvellosidades de las células G estimulando la liberación de gastrina. Cuando el contenido gástrico llega a pHs entre 2 y 3, se inhibe la secreción de gastrina. La fase gástrica es la que más contribuye en la secreción (60%).

Fase intestinal. La secreción activa a medida que el quimo entra en el duodeno , ya que las células G de la mucosa intestinal liberan gastrina, pero por poco tiempo. Después inhibe la secreción mediante la secretina, la CCK y la GIP, que provocan la liberación de somatostatina .

Hay que decir que todos los estímulos e inhibiciones que actúan sobre la secreción de HCl, también lo hacen sobre la liberación del factor intrínseco, con la diferencia de que la respuesta del factor intrínseco es de más corta duración.

Inervación

El estómago está rodeado por plexos parasimpáticos (estimulantes) y simpáticos (inhibidores) que regulan tanto la actividad motora de los músculos como la actividad secretora, con efectos antagónicos:

  • Plexo gástrico anterior.
  • Plexo gástrico posterior.
  • Plexo gástrico superior.
  • Plexo gástrico inferior.
  • Plexo celíaco.
  • Plexo mientérico.

Los nervios parasimpáticos estimulan la motilidad y la secreción en el tubo digestivo. En el esófago, estómago, intestino delgado, parte superior del intestino grueso, páncreas y vesícula biliar, actúa el nervio vago o X par craneal, proveniente del bulbo raquídeo.

Los nervios simpáticos reducen el peristaltismo y la actividad secretora, y estimulan la contracción muscular de los esfínteres. Las fibras nerviosas simpáticas que inervan los órganos del abdomen, se sitúan en las astas laterales de los segmentos medulares T5-T12.

En humanos, el estómago tiene un volumen de 50 mL cuando está vacío. Tras la ingesta, se expande hasta alcanzar 1 litro de comida pero todavía se puede ampliar hasta 4 litros.

El estómago tiene más terminaciones nerviosas que el cerebro.

Vascularización

El flujo sanguíneo del tubo digestivo se denomina circulación esplácnica . El estómago está vascularizado por las arterias gástricas que provienen de la arteria celíaca, originada a partir de la aorta inmediatamente después de que ésta se introduzca en el abdomen.

La sangre que sale del estómago por las venas gástricas, termina finalmente en la vena porta, que la conducirá hacia el hígado. El flujo arterial aumenta considerablemente cuando el estómago es estimulado por secretar jugo gástrico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *