Cuál es el instrumento más difícil de tocar

Como decía platón, “la música es para el alma lo que la gimnasia para el cuerpo”. A todos aquellos a los que nos apasiona la música sentimos algo especial cuando nos ponemos nuestra canción favorita o cuando escuchamos música relajadamente. Es como teletransportarte a otro mundo en un segundo, haciendo que todo lo que hay a tu alrededor se convierta en algo insignificante.

De la misma manera ocurre cuando tocamos algún instrumento. Esa sensación aumenta muchísimo más debido a que tú eres el que está creando música, por lo tanto las sensaciones se disparan muchísimo más.

cuál es el intrumento más difícil de tocar

Si aún no sabes tocar ningún instrumento posiblemente no hayas sentido esa intensidad, y lo más probable, si eres amante de la música, es que te preguntes por dónde empezar, cuál es el instrumento más difícil de tocar o por cuál empezar. Estas son algunas preguntas que todos los músicos se hacen antes de aventurarse a tocar algún instrumento, y la clave de la cuestión está dentro de ti.

Escucha diferentes instrumentos, ponte canciones y analízalas, siéntelas, escucha con atención y mira a ver que te dicen. Una vez hagas este ejercicio durante algunas semanas, probablemente te hayas decantado por algún instrumento en concreto. Seguro que alguno te llama más la atención que otros, o te atrae de una forma que no entiendes.

Cuál es el instrumento más difícil de tocar

En primer lugar te diré que no hay instrumento difícil de tocar sino esfuerzo por realizar, aunque si que es verdad que algunos son más complejos que otros por el tema de la coordinación.

Tocar una batería por ejemplo requiere de muchísima coordinación, debido a que con cada extremidad tocamos un instrumento diferente.  Podriamos decir que tocar la batería es como tocar varios instrumentos a la vez. Aunque su mayor complejidad reside en que cada instrumento que tocamos con cada extremidad lleva el mismo tiempo pero no la misma secuencia. Es decir, con la mano derecha podemos estar haciendo corcheas y con la pierna izquierda negras.

Aunque sí es cierto que la batería no es el instrumento más difícil de tocar ¿por qué? te preguntarás, pues porque es puro tiempo, y éste es algo natural de la vida. Cuando andamos llevamos un tiempo, la tierra se mueve a un tiempo, hablamos a un tiempo, todo en la vida va a un tiempo determinado.

Entonces ¿cuál es el instrumento más difícil de tocar? pues la respuesta correcta es el piano.

Aunque te parezca mentira el piano es muy complejo de aprender debido a las “múltiples cosas diferentes” que tienes que hacer a la vez. La primera tarea que se nos va a atravesar cuando queramos aprender a tocar el piano es que sus partituras se leen en clave de Sol y calve de Fa simultáneamente. Esta, posiblemente, sea la parte más compleja y más difícil de aprender.

Luego también tienes que aprender a darle una diferente intensidad a las notas, usar cada una de las manos en una clave diferente, utilizar correctamente los pedales, etc, etc…

Así que ya sabes cuál es el instrumento más difícil de tocar, aunque eso no quita que haya gente a la que se le de bien y aprenda rápido. Como digo al principio, no hay dificultad sino un gran esfuerzo por realizar.

12 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *