Cuál Es La Diferencia Entre Mito y Leyenda

Si quieres saber cuál es la diferencia entre mito y leyenda estás en el lugar adecuado, a continuación te lo contamos.

La principal diferencia está en que la leyenda siempre cuenta con alguna base en hechos históricos, además en éstos se mencionan a personas o acontecimientos reales.

El hecho histórico se convierte en una leyenda cuando la verdad de lo que ocurrió ha sido exagerada hasta el punto en el que los hechos han adquirido una tonalidad romántica.

El mito, contrariamente a la leyenda, es un tipo de narración simbólica que nunca se basó en hechos reales.

cuál es la diferencia entre mito y leyenda

A lo largo del tiempo, los mitos han tratado de explicar conceptos difíciles (por ejemplo, el origen del universo) con la ayuda de dispositivos comunes de historias, como la personificación y las alegorías.

Estas palabras son comúnmente usadas indistintamente para referirse a la naturaleza ficticia de algo.

Sin embargo, históricamente y desde el punto de vista académico, hay una diferencia.

Qué significan ambas

El mito está constituido a menudo por historias tradicionales y/o religiosas que tienen lugar en un pasado eterno.

Están compuestos por personajes inventados, y generalmente son entidades sobrenaturales, como deidades y semidioses, también de elementos fantásticos de la historia (por ejemplo, una alfombra voladora y mágica) y generalmente tienen lugar “más allá” o “fuera” de las líneas de tiempo convencionales.

A lo largo de la historia, los mitos se han utilizado para explicar fenómenos aparentemente inexplicables con respecto a cómo y por qué el mundo funciona de la manera en que funciona o por qué la gente se comporta de la manera en que lo hace.

Es común que los antiguos mitos hayan sido aceptados como hechos, o algo parecido a los hechos, como en el caso de los dioses griegos y romanos e incluso explicaciones (por ejemplo, posesión demoníaca) para enfermedades que ahora son curables.

Con el tiempo, la razón y la ciencia han dado muchas explicaciones, dando lugar a que muchas historias míticas se desvanezcan de su auge hasta que generalmente se acepta que son historias falsas o míticas.

Las leyendas también son ficticias, pero se cree que sus orígenes se basan en alguna verdad.

Originalmente, las leyendas se referían específicamente a las historias de vida fantásticas de los santos (por ejemplo, Juana de Arco), pero hoy en día se refieren a historias de vida fantásticas de cualquier persona o cosa conocida.

A menudo, las características de las personas, particularmente de los héroes, en una leyenda son falsas, pero las leyendas todavía tienen alguna base de hecho.

Suelen incluir a personas reales de la historia o se producen, por ejemplo, en una guerra real, pero tienen elementos obviamente exagerados o ficticios.

En las leyendas, las figuras históricas pueden tener cualidades sobrehumanas o extraordinarias (por ejemplo, fuerza sobrehumana), y los eventos reales pueden incorporar elementos falsos, como un sabio o adivinador que advierte a un héroe acerca de los eventos venideros.

Muchos mitos y leyendas contienen supuestas verdades sobre la valentía, bondad, cobardía y maldad. Esta es una de las razones por las que es fácil confundirlos a los dos.

Ejemplos

Es un mito griego que Prometeo le robó fuego a Zeus, el dios principal, y se lo dio a los humanos para que pudieran mantenerse calientes.

Para castigarlo, Zeus encadenó a Prometeo a una roca donde un águila comía su hígado todos los días, pero crecía de nuevo cada noche.

No hay nada que pruebe que esto haya ocurrido, y ni siquiera tenemos un marco de tiempo para trabajar, así que se considera un mito.

Un mito contemporáneo común es que un gato que se cruce en la carretera por delante de ti trae mala suerte. Esto es un mito, ya que no se basa en ninguna evidencia sólida.

En cambio las historias de héroes como Robin Hood y el rey Arturo se relacionan con un período de tiempo certiano y por lo tanto son leyendas.

Pruebas de ello

Dado que los mitos tienden a incluir elementos sobrenaturales en un pasado atemporal, no hay pruebas objetivas de ello.

Las leyendas son historias basadas en hechos o figuras históricas y por lo tanto, normalmente existen dentro de un plazo determinado y pueden ser colocadas en una línea de tiempo real.

Pueden verificarse hasta cierto punto, aunque sólo en un grado muy pequeño.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *