Cuáles son mis días fértiles

Todos sabemos que los niños no vienen de París, y también sabemos cómo se hacen. La mayoría de las parejas, cuando deciden ser padres, se ponen manos a la obra y tienen relaciones sin protección.

Normalmente, en menos de un año llega el momento más esperado: el test de embarazo sale positivo y delata que la mujer tiene una nueva vida en su interior.

Esto que parece tan fácil, en el fondo, es un proceso muy complicado. Para fabricar un nuevo ser humano necesitamos un óvulo y un espermatozoide, que estos se encuentren y den lugar a un embrión, y que éste se implante en el lugar correcto sin que le pase nada por el camino.

Tan normal es tener el test de embarazo positivo el primer mes como que tarde un año en conseguir nuestro sueño. Hay gente que lo toma con calma y disfruta de la búsqueda, pero también hay quien necesita tener el control de la situación, saber el día exacto de la concepción y no tardar demasiado en ver las dos rayas en el test.

cuáles son mis días fértiles

Del mismo modo que hay quien espera pacientemente y quien el tercer mes de búsqueda lleva unos nervios encima que ya ni siquiera disfruta del momento.

Supongamos que la pareja no tiene ningún problema que disminuya la fertilidad. Por lo tanto, ya tenemos óvulo y espermatozoide y todo el escenario. ¿Cómo se encuentran? Teniendo relaciones los días cercanos a la ovulación.

Aquí surgen todas las preguntas de muchas parejas que buscan un embarazo: Cuándo ovulo? Como sé que ovulo? Cuando estoy ovulando?, ¿cuál es la frecuencia ideal para tener relaciones? ¿Cuáles son mis días fértiles? 

El ciclo menstrual y la ovulación

Entendemos como ciclo menstrual el periodo que transcurre desde que viene la regla hasta que viene la siguiente, contando el primer día de la menstruación como primer día del ciclo.

La duración del ciclo puede ser variable de una mujer a otra, y también puede variar en una misma mujer de un mes a otro. Tan normal es tener ciclos regulares de 21 días, de 28, de 35, o bien de duración variable (conocidos como “irregulares”).

Es decir, irregular significa que un ciclo quizás dure 21 días y el próximo 32, y el siguiente 29. El otro tema es que los ciclos sean cortos (21-22 días) o largos (35), todo y ser regulares.

Una mujer que menstrúa generalmente ovula (digo generalmente porque a veces podemos encontrar ciclos anovulatorios). La ovulación siempre tiene lugar 14 días antes de la siguiente menstruación, independientemente de la duración del ciclo.

Esta segunda fase del ciclo (desde la ovulación hasta la próxima menstruación) es fija. El día de la ovulación depende de la duración del ciclo: si tenemos un ciclo de 28 días, ovulas el día 14, y si nuestro ciclo es de 35 días ovulas el día 21. Por lo tanto, la mejor manera de saber cuándo ovulas es conocer nuestro ciclo.

Si no tenemos ciclos regulares, o bien no recordamos el día de la última menstruación, hay otras maneras de detectar la ovulación. Algunas mujeres (pero no todas) notan un pequeño dolor en el vientre, similar al menstrual, coincidiendo con la ovulación.

También podemos reconocer el momento gracias al moco ovulatorio: se trata de un flujo vaginal transparente, fuerza líquido y muy parecido a una clara de huevo, que permite el paso de los espermatozoides a través del cuello del útero para que puedan ir a encontrar el óvulo.

Algunas mujeres notan mucho el moco ovulatorio, y otros prácticamente no observan diferencias. Además, unas horas antes de la ovulación aumenta mucho una hormona llamada LH (hormona luteinizante), y ésta se puede detectar en la orina.

En eso se basan los tests de ovulación que se comercializan en farmacias y parafarmacias, con marcas comerciales y precios muy variables.

¿Hay que hacerse tests de ovulación?

Yo no lo considero necesario de entrada. Mi consejo es tener relaciones con frecuencia, sin presiones de calendarios y sin prisas. Disfrute del momento y de su pareja. Si no hay ningún problema médico, no hay que tenerlo todo controlado.

Cuando estamos ovulando, ¿cuál es la frecuencia ideal para tener relaciones? No hay un máximo ni un mínimo, pero lo aconsejable es dejar 36-48 horas entre coito y coito para asegurar una calidad óptima de los espermatozoides.

Esto no quiere decir que si tenemos relaciones cada día o dos veces al día no consegamos el embarazo, cada pareja es un mundo. Lo ideal es tener relaciones cuando se tengan ganas, independientemente del día del ciclo y los días que hace que no tenemos.

Los espermatozoides tienen una vida media de 72 horas, mientras que los óvulos viven tan sólo unas 24 horas (máximo 48). Por lo tanto, lo ideal para quedarse embarazada si estamos contando días fértiles es tener relaciones en días alternos comenzando 3-4 días antes de la supuesta ovulación, y hasta 3-4 días después de ésta. Pero claro … realmente debemos caer en el juego de “hoy toca”? O es mejor tardar un poco más y disfrutar del viaje?

¿Cuál es el momento de hacer el test de embarazo?

Cuando vemos que nos falta la menstruación. Antes, aunque haya embarazo nos puede salir el test negativo, y acabaremos entrando en un estado de angustia e incertidumbre cada mes. Si el test es positivo, hay embarazo, pero no podemos saber si va bien o no.

Haremos la primera visita de embarazo entre las 6 y las 8 semanas desde la última menstruación. El test simplemente detecta la hormona del embarazo en orina. Y, si es negativo, puede que todavía sea demasiado pronto o que realmente no haya embarazo.

¿Si hacemos el test en sangre lo sabremos antes?

Las cifras de la hormona del embarazo habrán aumentado muy poquito, y puede que estemos generando falsas esperanzas o desilusiones, así que si no hay ningún motivo médico yo no lo aconsejo. Disfrute del momento, de la sorpresa. La incertidumbre puede ser bonita si nos la tomamos con ilusión … ¿verdad que nos gusta abrir un regalo sin saber qué hay dentro del paquete?

A menudo visito mujeres que buscan embarazo y antes de hacerse el test explican náuseas, dolores de estómago, hiperosmia (percepción aumentada de los olores), mal sabor de boca, más apetito, hinchazón de pechos, y un largo etcétera.

Realmente estos síntomas son de embarazo? También pueden ser premenstruales. Son reales? O tienen un origen más mental?

A menudo son sugestiones, es decir, que percibimos sensaciones que sabemos que podemos notar, y nos las acabamos creyendo. Son síntomas tan subjetivos y tan poco específicos que cuesta convertirlos en norma, al tiempo que es difícil decir “uy, no, seguro que eso no lo notas”. Está claro que quien dice que tiene estos síntomas no se los inventa, pero la mente juega un papel importante.

La otra pregunta es: “Puedo hacer vida normal mientras busco un embarazo?” Mi respuesta es la siguiente: “Sí, mientras no te drogues”.

Mientras buscamos un embarazo debemos llevar a cabo una vida NORMAL. Podemos hacer deporte, tomar un medicamento si lo necesitamos, tomarnos una cerveza o un mojito y volar en avión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *