Cuales son los símbolos patrios de Argentina

En este artículo vamos a hablar de cuales son los símbolos patrios de Argentina, enumerando y explicando los mismos a continuación:

La bandera de Argentina

cuales son los simbolos patrios de argentina

El primer Triunvirato instituido en febrero de 1812 usando la Escarapela Nacional de los Estados Provincias del Río de la Plata, cuyos colores debe ser el blanco y el azul celeste; el color que ya había hecho la aparición en los días de la Revolución de Mayo 1810.

En de febrero de 1812, Manuel Belgrano general en Rosario, en el río Paraná y barrancos antes de que las tropas de la “independencia” de las baterías y “Libertad” enarbolaban por primera vez la bandera ordenando hacer de acuerdo a los colores de la insignia nacional.

Sólo cuatro de años más tarde, el 20 de julio de 1816, el Congreso de Tucumán estableció el pabellón celeste y blanco , sin duda que de acuerdo con los testimonios más confiables de tiempo, estos fueron los colores de la orden del rey español, Carlos III.

En febrero de 1818 en el Congreso de Tucumán tomó en Buenos Aires, preparan la bandera tomando en su franja blanca un Sol, que es la misma moneda que figuraba en aquella época.

El 20 de junio fue establecido como Día de la Bandera, en homenaje a Manuel Belgrano General, murió el 20 de junio de, 1820 En el hecho.

La bandera de Argentina se compone de tres bandas horizontales, dos de los cuales son de color azul celeste y la franja central de color de blanco. En el centro de esto hay un sol de oro de 32 puntas que tiene una cara dibujada.

Hay varias explicaciones que justifican los colores de la bandera. El más popular dice que se inspiró en los colores del cielo.

La versión de historiadores afirman que el blanco del cielo era el color familia Borbón que gobernó España en el momento y por lo que los revolucionarios han comenzado a extenderse el uso de estos colores como una forma de distraer la atención de la ciudad en relación con la independencia inminente.

La bandera argentina fue creada por el General Manuel Belgrano en 1812, en el lugar donde hoy se encuentra la ciudad de Rosario. El Día de la Bandera se celebra en la fecha de aniversario de su muerte (20 de junio).

Escudo Nacional

escudo argentino

Hasta que se decidiese en la Asamblea General Constituyente de 1813, una etiqueta, ya  que no existía nada que legalizase el gobierno, actuaban por el entonces, utilizando los sellos de armas reales que fueron estampadas en los documentos durante el Virreinato.

En la cara de tal necesidad, la Asamblea comenzó a utilizar un sello propio, inspirado en un modelo que el Antonio peruano, compuesta en 1812 Isidro de Castro para la disposición de Bernardino Rivadavia fue presentado al Primer Triunvirato.

Aunque no no ninguna ley que decretase y que estableciese el uso, el 22 de febrero en 1813, fue cuando se desmenuzó con esta marca en dos cartas a la ciudadanía enviado por la Asamblea, con las firmas del Presidente del organismo, Carlos María general  de Alvear y el secretario, don Hipólito Vieytes se considera que la franja mostraba la leyenda “en Unión y Libertad”

La existencia de la misma recibe la aprobación por orden de 13 de marzo de 1813, con la Asamblea General que ordena al Tribunal Supremo que todos utilicen el mismo sello, con la única diferencia de que el círculo de inscripción es de un “Poder Superior Ejecutivo de ellas provincias Unidas del Río de la Plata ”

La protección nacional llegó con este sello, considerada ahora ya válida para tener la investidura del símbolo de la nacionalidad, cuando el Belgrano general hizo este sello en la bandera bendita en Jujuy en el de mayo de 1812, y que luego fue depositado en el ayuntamiento de esta ciudad.

La forma final se estableció en 1900 por Estanislao S. Zeballos, que era el secretario de Estado en este momento; y el arquetipo, fue establecido en 1944. Tiene la característica forma ovalada, con la división de campo en dos barrios.

La parte superior azul es la Justicia, la Verdad, la lealtad y la Hermandad; el blanco inferior, símbolo de la pureza, la fe, la nobleza, la integridad, la estabilidad y la obediencia.

El Himno Nacional

El 6 de marzo de 1813, la Asamblea General Constituyente encargó al diputado Vicente López Planes editar el texto que sería la única marcha nacional, aprobada como tal por que Sovereign. El Himno canta en sus versos a la guerra emancipadora y la gloria de la ciudad que ganó la libertad de inercia de gran sacrificio.

El primer recuento que acompañó el poema fue compuesto por Blas Parera,  la tradición indica que fue cantado por primera vez en las habitaciones siendo de la doña María Sánchez de Thompson y Mendeville, la primera en hacerlo.

La versión musical adoptada oficialmente corresponde a la publicada en 1860 por el músico Juan Pedro Esnaola, con el título Himno Nacional argentino

Himno Nacional

OID, mortales, el grito sagrado

Libertad, Libertad, Libertad

OID el ruido de cadenas rutas

Ved en trono a su noble Igualdad

Ya su trono dignísimo abrieron

Las provincias unidas del sur

Y los Libres del Mundo responden

Al gran pueblo argentino ¡Salud!

Al gran pueblo argentino ¡Salud!

Y los Libres del Mundo responden

Al gran pueblo argentino ¡Salud!

Y los Libres del Mundo responden

Al gran pueblo argentino ¡Salud!

Sean eternos los laureles

Lo que supimos conseguir

lo que supimos conseguir

Coronates Gloria viven

El jurar con gloria morir

El aire gloria morir jurar

El aire gloria morir Juro

Escuchar, mortales, el grito sagrado

¡Libertad, libertad, libertad para

escuchar el ruido de rotas cadenas

Mira el trono a la noble igualdad

Pero su trono dignísimo abrió

las provincias del sur Unidas

Y el mundo libre de responder

al gran pueblo argentino, salud!

A la gran argentino, la gente de salud!

Y la respuesta del mundo libre de

gran pueblo argentino, salud!

Y la respuesta del mundo libre de

gran pueblo argentino, salud!

Ellos son eternos los laureles

que supimos conseguir

lo que hemos aprendido para obtener

Gloria coronada en vivo

o jurar a morir gloriosamente,

o renuncian a morir gloriosamente,

o renuncian a morir gloriosamente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *